Arquitecturas distribuidas… cuando no todo es tan bonito